Curso de astrología para promotores de Astro10.com
Elementos fundamentales de la carta astral

Los elementos fundamentales de la carta astral son los planetas, los signos, las casas y los aspectos. Los planetas representan los principios e impulsos, los signos describen la forma en que expresamos la energía, las casas los ámbitos o áreas de vida en dónde actúan los principios y los aspectos el tipo de dinámica e interrelación entre las energías de la carta. Las posiciones planetarias en una carta astral corresponden a una fecha, hora y lugar determinados.

Por ejemplo, cuando decimos que una persona es signo Aries, en realidad ocurre que el Sol estaba ubicado en el signo de Aries en el momento de su nacimiento. El Sol representa el principio de “lo que somos” y cuando un planeta está en Aries se expresa de forma dinámica, directa, competitiva y en ocasiones impulsiva; por esta razón, las personas de signo Aries muestran estos rasgos en su personalidad.

Es importante que se entienda que en un carta astral cada uno de los planetas* (Sol, Luna, Mercurio, Venus, Marte, Júpiter, Saturno, Urano, Neptuno y Plutón) se encuentran ubicados en un signo zodiacal (Aries, Tauro, Géminis, Cáncer, Leo, Virgo, Libra, Escorpio, Sagitario, Capricornio, Acuario y Piscis) y que igualmente cada planeta está situado en una de las doce casas (I, II, III, IV, V, VI, VII, VIII, IX, X, XI y XII).

Por ejemplo, una persona puede tener el Sol ubicado en el signo de Virgo y situado en la Casa X, la Luna ubicada en el signo de Libra y situada en la casa XI, Mercurio ubicado en el signo de Leo y situado en la casa IX y así sucesivamente. El dibujo de la carta astral representa precisamente la ubicación de los planetas por signos y casas. Por su parte, los aspectos son los ángulos que hacen los planetas entre sí y vienen señalados en el dibujo de la carta por líneas que van desde un planeta al otro. A continuación presentamos un ejemplo de una carta astral.

* En astrología al Sol y a la Luna suelen llamárseles planetas por simplificación.